07Jun

DÍA DE LA BANDERA

  • Hoy 7 de junio se conmemora 141 años de la Batalla de Arica, donde personajes como Francisco Bolognesi y Alfonso Ugarte se consagraron como héroes nacionales.
  • Hoy se cumplen 98 años del Decreto Supremo que oficializa esta fecha en honor a este importante símbolo patrio.

UN SOLO PERÚ. – La blanquirroja no distingue etnia, credo o ideología. Todos somos iguales frente a ella. Fuente: Agenda País

       

Redactora: Marisela M. Rivera Medina


Hoy no es un día cualquiera. Amanecimos con una gran incertidumbre por saber: ¿quién gobernará nuestro país por cinco años?.


Hoy, 7 de junio, vivimos la contabilización de votos más infartante de los últimos tiempos- ante una segunda vuelta demasiado reñida-. Y es que un país visiblemente fragmentado, en estos últimos meses debido a los comicios electorales apoyado en la crisis política, económica y sanitaria por el coronavirus, queda en stand by, cuando  se trata de revalorar lo nuestro: nuestra bandera, el símbolo patrio que nos caracteriza, representa y nos llena de orgullo, también está de aniversario. Y en honor a ello, conoceremos un poco más sobre su historia.

 

ANTECEDENTES

  • 1880: BATALLA DE ARICA

BOLOGNESI.- A 141 años de la batalla más sangrienta y, que personajes como él, dieron su vida por nuestra patria. Fuente: Diario el Comercio

La plaza de Arica era la última fortaleza del sur que quedaba en poder del Perú, luego de su derrota en Tarapacá y Tacna. Pese a que las fuerzas chilenas eran superiores en número y estrategia; nuestro valeroso coronel Francisco Bolognesi, junto a sus oficiales, rechazaron rendirse  frente al enemigo en una junta celebrada el 5 de junio de 1880. He ahí la inmortalización de su tan conocida frase: “Luchar hasta quemar el último cartucho». ​

La plaza era defendida por 1800 soldados peruanos y atacada por 5000, chilenos. Esta batalla fue la más violenta y sangrienta: murió casi la mitad del total de participantes. Entre ellos estuvieron: el coronel Bolognesi, y oficiales como Juan Guillermo More Ruiz, José Joaquín Inclán, Ricardo O’ Donovan, Francisco Cornejo, Alfonso Ugarte y Ramón Zavala. El joven Alfredo Maldonado, que murió al prender un polvorín de guerra; y  también al sargento Armando Blondel, que cayó tras defender el pabellón nacional.

La cuantiosa cifra de víctimas se debió, también, a que muchos heridos y prisioneros fueron fusilados por los chilenos ese mismo día, pues su jefe, Pedro Lagos dio la famosa orden de «Hoy no hay prisioneros».​ Ese método genocida es conocido como el “repase Chileno”, que fue retratado años más tarde, en un óleo del pintor español Ramón Muñiz.

VALENTÍA.- Cuando la bandera de nuestro país estaba en peligro, Alfonso Ugarte, no dudó en ofrecer su vida a cambio de mantenerla a salvo . Fuente: Historia Peruana

La bandera peruana fue defendida incansablemente por los combatientes a punto de que el coronel Alfonso Ugarte se envolvió en ella y montado sobre caballo se arrojó al mar desde la cima del Morro de Arica para evitar que cayera en manos enemigas.

Es en memoria a todos los peruanos caídos en Arica el que se celebre el “Día de la Bandera”.

 

  • 1903: 1° DECRETO SUPREMO

MANUEL CANDAMO.- Firmó el primer decreto que aterrizó la idea de celebrar el Día de la Bandera. Fuente: Tiempo de Política 

 

 

El presidente de la República, Manuel Candamo, durante su breve gobierno de siete meses y diez días, firmó el decreto supremo del 8 de noviembre de 1903 en el cual establecía el juramento de fidelidad a la bandera.

 

Este lo debían de realizar todos los reclutas que ingresaban al Ejército, frente al monumento erigido al coronel don Francisco Bolognesi en la ciudad de Lima.

 

 

 

 

  • 1905: 2° DECRETO SUPREMO

 “DECLARACIÓN DE FIDELIDAD A LA BANDERA”

 

JOSÉ PARDO Y BARREDA.- Dio calidad de acto público al Día de la Bandera. Fuente: Repositorio de la PUCP

El presidente de la República, José Pardo y Barreda, firmó un nuevo decreto supremo el 25 de octubre de 1905, precisando que se conmemoraría cada primer domingo de junio como Día de Juramento de Fidelidad a la Bandera.

De la misma forma que el documento de 1903, subrayó que se trataría de un acto público que se realizaría solo en la plaza Bolognesi de Lima.

 

Esta celebración exclusiva del ámbito militar, años después, se extendería a toda la nación:

 

1.° Que de conformidad con lo dispuesto en el artículo del reglamento del servicio general para las tropas del ejército, los conscriptos alistados en él, en virtud de la ley del servicio militar obligatorio, deben prestar juramento de fidelidad a la bandera.

2.° Que para obtener los patrióticos fines de este significativo y trascendental acto de la disciplina militar, conviene efectuarlo en forma pública y solemne, vinculando al recuerdo de hechos heroicos de las armas nacionales.

Decreto:

El juramento de fidelidad a la bandera, se prestará a los conscriptos del ejército el primero domingo del mes de junio de cada año, en ceremonia pública y solemne, que se realizará en Lima al pie del monumento erigido a la memoria del coronel Bolognesi y de sus compañeros de armas en la gloriosa defensa de Arica.

                 Dado en Lima, a ocho de noviembre de mil novecientos cinco.

JOSÉ PARDO.

OFICIALIZACIÓN

  • 1923: 3° DECRETO SUPREMO

LEGUÍA.- En su segundo gobierno descentralizó la ceremonia de la “Jura de la Bandera”. Fuente: Repositorio PUCP

En el gobierno de Augusto B. Leguía se dispuso que la ceremonia militar de “Jura de la Bandera” se diera cada 7 de junio, no solo en Lima, sino a nivel nacional.

Fue cuando se comenzó a utilizar las plazas principales, de cada localidad, para la juramentación de los ciudadanos incorporados a la vida militar.

El decreto se firmó el 28 de mayo de 1923 y se publicó, en la primera página de El Peruano, el viernes 1 de junio de 1923:

                                            Considerando:

Que el Decreto Supremo de 8 de noviembre de 1903 establece que el juramento de fidelidad a la bandera, que prestan los conscriptos que ingresan a las filas del Ejército, debe ser efectuado en forma pública y solemne, vinculándolo al recuerdo de hechos históricos nacionales.

Que el mismo decreto dispone que tal ceremonia se realice ante el monumento erigido a la memoria del coronel don Francisco Bolognesi y sus compañeros de armas en la gloriosa defensa de Arica.

Que es deber del Estado propender en la mejor forma, a la educación cívica nacional, dictando las medias que tiendan a conmemorar hechos patrióticos que sirvan de ejemplo a quienes están encargados de velar por la defensa nacional y cuyo recuerdo constituya símbolo perenne de los deberes que los ciudadanos tienen par con la Patria.

Que contribuirá a ese propósito, la celebración de la ceremonia del juramento, en la fecha misma del aniversario del combate de Arica, realzando así la figura egregia de Bolognesi, reconfortando el patriotismo con el recuerdo de su épico sacrificio y dedicando ese día de manera especial a rememorar la heroica actitud de los defensores de Arica, que supieron rendir la vida en cumplimiento de esos sacrosantos deberes.

 

Decreta:

1° El juramento de fidelidad a la bandera, que deben prestar los ciudadanos incorporados anualmente al Ejército, tendrá lugar, en ceremonia pública y solemne el día 7 de junio de cada año.

2° Esta ceremonia se realizará en Lima, para las tropas de la Guarnición y sus alrededores, al pie del monumento erigido a la memoria del Coronel Bolognesi y sus compañeros de armas en la defensa de Arica.

3° En las demás guarniciones donde no exista monumento conmemorativo de la gloriosa jornada, la ceremonia se verificará en la plaza principal.

4° El 7 de junio de cada año, en homenaje a los héroes de Arica, permanecerá izado en las oficinas públicas el pabellón nacional.

5° Quedan derogadas todas las disposiciones que se opongan al cumplimiento del presente decreto.

Comuníquese y publíquese.

Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los veintiocho días del mes de mayo de mil novecientos veintitrés.

 A. B. LEGUÍA

 

Hoy no es un día cualquiera, sin duda, celebrar y honrar a nuestra bandera tuvo como precio el sacrificio de muchos peruanos que apostaron por su país, en medio de una batalla, con el único objetivo de ver a: “un Perú mejor”; sin embargo, nuestro país actualmente se encuentra igual de desamparado y sumido en crisis, por un virus imperceptible, que ataca semejante o peor que un soldado, con víctimas innumerables sin necesidad de armas.

La indiferencia y el egoísmo, cuyo resultado-la polarización social que vivimos- también se suman a esa lista de enemigos que debemos, hoy, atacar y luchar como nuestros antepasados: “Por un Perú mejor”.

 

 


Fuentes:
. Día de Renovación del Juramento de Fidelidad a la Bandera:  DIARIO EL PERUANO
. Titular de la CSJLL participó en homenaje a la bandera: PODER JUDICIAL DEL PERÚ

Realiza un comentario