08May

DÍA MUNDIAL DE LA CRUZ ROJA

Millones de voluntarios alrededor del mundo ofrecen su ayuda a los que más lo necesitan. Sanar al enfermo, dar de comer al hambriento y refugiar al desterrado es una labor que merece ser homenajeada. 

La libre voluntad de proteger a los más vulnerables crea instituciones que dejan huella. Como es el caso de la red humanitaria más grande del mundo, La Cruz Roja. Un día como hoy se creó gracias al filántropo suizo Henry Dunant y 152 años después, esta organización sigue reinventando su legado.

Hace más de un siglo atrás, Dunant fue testigo de la sanguinaria Batalla de Solferino, enfrentamiento que se dio entre austriacos y franceses en 1859. Y desde ese momento vio la necesidad de crear una asociación para asistir a las personas heridas. Esto, sin tener en cuenta a qué bando pertenecían las víctimas.

No fue hasta 1882 que aquella asociación retomó sus actividades con el nombre de “Fundación de la Sociedad Central Suiza de la Cruz Roja” gracias a los alemanes Walther Kempin y Ernest Moeckli. Fue refundada con el objetivo de «mejorar los servicios de asistencia a los inválidos en tiempo de guerra como en tiempo de paz».

En el Perú, la idea de una agrupación cuyo objetivo sea asistir a los lesionados por las guerras no se da hasta el inicio de la Guerra del Pacífico en 1879. Es en este contexto que la Cruz Roja Peruana vio la luz. Cuatro ambulancias con instrumentos sanitarios de emergencia se movilizaron para socorrer a los combatientes. Junto con veintiséis hombres y cuatro estudiantes de medicina, entre ellos el mártir de la medicina peruana Daniel Alcides Carrión. Dejando así un gran ejemplo de ayuda humanitaria en nuestra región.

El establecimiento internacional de una Cruz Roja se vio como un requisito ante el contexto violento que se vivía. En la Primera Guerra Mundial, la organización regresó a sus países de origen a aproximadamente 80,000 militares que se encontraban prisioneros, entre ellos, alemanes, franceses, húngaros, belgas y austriacos.

Para la Segunda Guerra Mundial, el cual dejó alrededor de 40 millones de muertos, la institución organizó una variedad de programas para niños afectados por el conflicto como la gestión de hogares, actos de padrinazgo y distribución de víveres y medicamentos.

Los conflictos y devastaciones son parte de nuestra historia. Y lamentablemente, lo siguen siendo, como la guerra civil que azota a la República Democrática del Congo, los enfrentamientos en la ciudad de Al Hudayda en Yemen, y la necesidad de alimentos y agua potable en Chad.

No obstante, los miles de personas que integran La Cruz Roja y que actualmente intervienen en estos países representan la esperanza de tranquilidad para miles de familias. Hoy 8 de mayo es el día de celebrar el ímpetu de todas aquellas personas que arriesgan su vida en primera línea para darle vuelta a tales situaciones.

Cuando sientas que cada vez hay menos acciones humanitarias y que los valores se están perdiendo en nuestra sociedad, recuerda que, en alguna parte del mundo, cada semana alguien se registra como voluntario en La Cruz Roja. 


Fuentes:

  •     Bender, P. (2010). La Cruz Roja suiza celebra sus 125 años. (1866 – 1991). Reflexiones sobre un aniversario. Cambridge University Press. (Original publicado en 1991). https://doi.org/10.1017/S0250569X0000090X

Realiza un comentario