23Dic

JUNTO A TI: Acompañamiento psicológico

El abrupto cambio de rutina causado por la pandemia del COVID-19 ha significado una desestabilización mental para muchos niños y jóvenes. Según un estudio realizado por el MINSA y Unicef, el 73,4% de los padres considera que el permanecer en casa afectó la salud mental de sus hijos. Teniendo en cuenta que la protección física es tan importante como la mental, la Asociación Cultural Antonio Gálvez Ronceros lleva a cabo el proyecto Junto a Ti.

Juegos al aire libre. Los niños beneficiarios realizan jornada lúdica en julio 2021 como parte del seguimiento presencial. Fuente: Archivo.

Redactado por: Lucía Castillo

Junto a ti es un programa de acompañamiento psicológico dirigido a las familias residentes de los distritos de Chincha Baja, Chincha Alta y Pueblo Nuevo:«El proyecto consiste en brindar apoyo y acompañamiento psicológico personalizado a niños, niñas y adolescentes identificados con necesidad de atención en salud mental»—cuenta Moisés Carmona, ex colaborador del proyecto.

Las familias beneficiarias de este programa pertenecen a un nivel socioeconómico bajo. La carencia de recursos económicos y la falta de acceso a centros psicoterapéuticos afecta de manera particular su salud mental. Sin embargo, estudiantes de psicología y psicólogos voluntarios llevan a cabo el acompañamiento y orientación.

A parte de la atención virtual, las intervenciones que se hagan a través de Junto a Ti se pueden complementar con el soporte o derivaciones a otras redes asistenciales de salud y/o centro de salud mental comunitarios.

Compromiso y empatía

Tatiana Alegría, es una de las psicólogas voluntarias de Junto a Ti. Trabaja con niños y adultos. Su apoyo consiste en transitar junto con el paciente las emociones que surgieron durante el confinamiento.

La necesidad imperiosa de que las comunidades más vulnerables tengan acceso gratuito a atención psicológica fue lo que  impulsó a Tatiana a participar del proyecto. Menciona además que, “no solo [las comunidades] estaban atravesando por la pandemia, sino que también, eran aquejados por otras problemáticas y desigualdades”.

Actividad presencial. Se llevaron a cabo juegos lúdicos para desarrollar las habilidades blandas de los menores. Fuente: Archivo.

Para la entusiasta voluntaria, la misión es otorgar un primer contacto empático y amable a la persona pasando por momentos difíciles. “El saber que puedo ayudar por lo menos a una sola familia y ver su crecimiento en cada sesión es lo que me inspira a continuar con mi labor de psicóloga”.

Las capacitaciones constantes son parte de Junto a Ti. En estas, los voluntarios y las voluntarias como Tatiana son preparados para el abordaje de las primeras sesiones psicológicas, para la comunicación con adolescentes, sobre los trastornos de aprendizaje, primeros auxilios psicológicos, etc.

Asimismo, los voluntarios reciben retroalimentación sobre su desempeño por parte de los supervisores. Los cuales asesoran en base a los casos que los psicólogos llevan a cargo y los ayudan a proporcionar una mejor atención.

 

 

Juegos al aire libre. La actividad presencial sirvió para recoger información sobre la convivencia en cada familia. Fuente: Archivo.

Moisés Carmona, articulador territorial, apoyó la causa a través de Barrio Seguro. Carmona apoyó en la identificación de casos con necesidad de atención en salud mental. Sobre los avances que se lograron cuenta:

«De la atención de 15 niños, niñas y adolescentes en la zona focalizada del Barrio Seguro San Agustín, se evidenció de que luego de la atención a los 3 casos más complicados L.L.R (10 años), D.G.Q (15 años) y  J.,  pudieron tener una recuperación favorable en su comportamiento y reinserción dentro de su entorno».

La esencia de Junto a Ti es la solidaridad. Pues a pesar de haber una inscripción previa para ser partícipe, las ganas de ayudar de los voluntarios se impone ante todo:«En cada sesión grupal que se hacía en el Polideportivo San Agustín, en las terapias ocupacionales programadas por el psicólogo Giuliano Milla Segovia, llegaban más de 30 niños que no acudían para terapia y que no estaban dentro del grupo atendido. Pero al final todos se beneficiaron y de forma indirecta mejoraron su convivencia y comportamiento en grupo».—recuerda Moisés.

Beneficiarios de Junto a Ti

M (27 años) ingresó al programa en enero del presente año. Ha llevado un acompañamiento exitoso. La joven concluyó sus sesiones en octubre. Gracias a Junto a Ti pudo trabajar en su autonomía y toma de decisiones. Sobre su experiencia, M comenta: «Yo aprendí muchas cosas. Cuando tienes un problema, el psicólogo te orienta bastante en las cosas en las que tú puedes cometer errores. Sus palabras te ayudan a salir adelante».

Y (9 años) otra de las beneficiarias es hija de la paciente anterior. Comenzó a recibir ayuda de Junto a Ti en noviembre de 2021. Tatiana, la voluntaria que la acompañó en el proceso, nos cuenta: “Aunque llevamos pocas sesiones, hemos construido un vínculo muy especial”.

El arte, como herramienta canalizadora de emociones, es parte esencial de sus sesiones. Y (9 años) nos deja ver un poquito de su mundo interior a través de sus dibujos.

Arte a mano. Dibujos de Y que realiza en sus sesiones con Tatiana. Fuente: Archivo.

Sobre la estigmatización de la atención psicológica, la madre de Y., comenta: «Hay muchas personas que dicen ‘no, eso es para los locos’. Pero no es así, yo recomendaría a otras personas que [acudan] al psicólogo, es muy importante, porque ahí aprendes un poco de todo. Yo lo hice y gracias a eso, ahora soy como soy». 

La importancia de cuidar la salud mental recae en evitar posibles problemas de esta índole en el futuro. Es un componente indispensable de la calidad de vida. Ser parte de Junto a Ti te hace partícipe del afrontamiento a las desigualdades que ocasionan el poco acceso a cuidados psicológicos por parte de las personas con bajos recursos.

«No se requiere de mucho dinero para ayudar a las personas, sino de desprendimiento, amor al prójimo y la participación decidida y desinteresada de las personas»—manifiesta Moisés. El cual expresa sentirse agradecido con Karen Chávez, presidenta de la Asociación y de todos los voluntarios que hacen posible el proyecto.

El programa hace que los voluntarios que participen en él perfeccionen sus conocimientos en psicología y creen lazos de confianza con sus pacientes. Los avances en cada niño, adolescente o joven les reconforta y hace que sigan con ganas de seguir aportando al desarrollo del mismo.

¡Nada mejor que evidenciar la mejora de otros en base al fruto del propio trabajo! Aporta tu granito de arena y ayuda a cambiar la vida de las personas.

¡Anímate a ser voluntario(a) de Junto a Ti!

Realiza un comentario